¿Tu pareja se fue?

¿Se fue? Si físicamente, pero aún sigue en tu corazón. ¿Verdad? Sácalo de ahí. No te quedes con lo que no es tuyo. Tú sigues pensando que hay 3 puntos suspensivos en esa historia cuando él ya te borró dos, es decir, ya puso el punto final. No te olvides que algunas personas llegan a tu vida como bendiciones y otras como lecciones.
Debes aprender a olvidar a personas que ya se olvidaron de ti.
No busques a quien no desea ser encontrado.
Ni llames a quien no desea contestar.
No mires a quien esquiva tu mirada.
Cultiva tu amor propio.
No digo que dejes de quererle, digo que dejes de esperarle.
Aquellos que se dan prisa en marcharse son los que nunca tuvieron intención de quedarse. Si llevas los ladrillos de tu anterior relación a la nueva, acabarás construyendo la misma casa, volverás a cometer los mismos errores. Suelta el pasado y acepta que lo mejor te está esperando. Lo mejor no viene a ti porque no estás mirando en la dirección correcta. No puedes avanzar mirando hacia atrás, hacia tu pasado.
Lo mejor vendrá a ti cuando mires en la dirección correcta, es decir, mira hacia el frente.
No te pongas triste, ponte más bonita.
No llores por lo que ya no es. Festeja lo que si fue.
No sufras por lo vivido, mejor bendice que lo viviste.
Ni agonices por su pérdida, porque si el que no te ama se va es ganancia.
No mueras por quien quiere vivir sin ti
No te pongas triste, ponte tacones,
Cuando te pregunten: ¿Aún le quieres? Responde… claro que le quiero.
Le quiero lejos de mi.

Jorge Álvarez Camacho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *