12 consejos para vivir más y mejor del médico japonés que vivió 105 años

Hinohara nació en 1911, murió en 2017 y estos son sus secretos para la longevidad.

Hinohara fue un médico japonés nacido en 1911 que falleció en julio de este año, poco antes de cumplir 106 años.

Además de ejercer la medicina, escribió más de un centenar de libros, todos ellos sobre salud y buen vivir. También fundó el “movimiento de ancianos para una vida plena y feliz en la adultez”.

Entre toda su sabiduría y su gran legado, dejó estos 12 consejos para vivir más y mejor:

1. Sube las escaleras

Hinohara, hasta sus últimos días, nunca tomó el ascensor. Siempre subió las escaleras, incluso “de dos en dos para fortalecer los músculos”. Además, asegura que uno siempre debe cargar sus propias cosas, en vez de esperar que otros lo hagan por uno.

En síntesis, Hinohara recomienda no tomar atajos.

2. Mantente ocupado

Según este médico, la clave de la longevidad es mantenerse siempre activo y ocupado, con la agenda bien cargada de actividades. Sobre todo, hace hincapié en la planificación: ten pensado lo que harás de aquí a dentro de 5 años.

3. Sigue trabajando

Según Hinohara, si uno hace lo que le gusta no debería dejar de trabajar nunca. Y si tiene que hacerlo, debe ser mucho después de los 65 años. Ya que, cuando se es apasionado del trabajo, este le otorga sentido a la vida.

4. Sigue contribuyendo a la sociedad

El otro consejo de Hinohara es que te esfuerces cada vez más por contribuir a la sociedad. Por ejemplo, haciendo trabajo comunitario.

5. Aliméntate bien

La alimentación es la base de todo. Para este médico japonés, comer sano y mantenerse lejos del sobrepeso era fundamental.

Por eso desayunaba moderadamente, tenía almuerzos ligeros y cenaba de forma saludable.

6. No recurras sólo a la ciencia

A pesar de ser médico, Hinohara no creía que la ciencia fuera la cura en todos los casos. Según su criterio, muchas veces la cura a las enfermedades se alcanza a través de la música, o la terapia animal.

7. Aléjate del materialismo

“Después de todo, de aquí no nos llevamos nada”, decía Hinohara. Para él, lo verdaderamente importante es lo que puedas dar y aprender, mucho más de lo que se puede comprar.

8. La diversión también cura

Así como a veces los niños se olvidan que algo les duele cuando se ponen a jugar, lo mismo pasa con los adultos. Hinohara fue uno de los pioneros en trabajar la salud desde el estado de ánimo, con terapias alternativas al dolor.

Divertirse y disfrutar es una buena manera de tener el corazón y el cuerpo sanos.

9. Identifícate

Todo el mundo tiene sus héroes y personas a las que admira. Descubre personas cuyos valores te identifican. Encuentra héroes en los que inspirarte, por ejemplo, desde tus padres hasta Gandhi.

10. Comparte lo que sabes

Todo aquello que has logrado aprender, compártelo. Él decía “Yo doy 150 conferencias al año. Normalmente hablo durante una hora, una hora y media, de pie, para estar fuerte”, aseguraba Hinohara.

11. No te preocupes tanto

La vida está llena de imprevistos buenos y malos. Las cosas, hasta las peores, pasan. Hinohara estuvo secuestrado por unos días por el ejército comunista a los 59 años. Ante esa situación límite, descubrió en carne propia cómo el cuerpo se acostumbra incluso a las peores cosas.

Por eso, sugería que no hay que preocuparse por todo, y tomar dimensión de las cosas.

y por último…

12. Ten siempre actitud de niño

Las obligaciones que vienen de la imposición de los tiempos son, según Hinohara, lo peor. Por eso, su último consejo es mantener actitud de niños todo el tiempo.

Cuando eras pequeño, si lo estabas pasando bien quizá te olvidabas de comer o dormir. Pero te dejabas llevar por tus instintos… por aquello que te hacía feliz, y no por lo impuesto. Lograr mantener esa actitud en la adultez es la clave para vivir más y mejor.

Jorge Álvarez Camacho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *